Wikia

Cronología del movimiento estudiantil de 1968 Wiki

Movimiento estudiantil de 1968

Discusión0
2páginas en el wiki


Plaza de las Tres Culturas.jpg

Plaza de las Tres Culturas, ciudad de México, escenario del desenlace tragico del movimiento estudiantil el 2 de Octubre de 1968

El movimiento estudiantil de 1968 fuen un movimiento social en que además de estudiantes de la UNAM y del IPN, participaron profesores, intelectuales, amas de casa, obreros y prefesionistas en la Ciudad de México y que fue reprimido el 2 de octubre de 1968 por el gobierno mexicano en la matanza en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco.

El orden preciso de los sucesos, así como la veracidad de los mismos, ha generado una duda que no se ha podido responder a ciencia cierta. De alguna manera, las visiones encontradas han permitido ir conformando el rompecabezas de lo ocurrido el 2 de octubre de 1968.

Las crónicas publicadas en los periódicos nacionales un día después del suceso, también difirieron en tendencias e incluso en cifras acerca de muertos y heridos. No se ha podido establecer el número preciso de ellos, ni cuáles fueron los verdaderos hechos.

Politólogos e historiadores coinciden en señalar que este movimiento y su terrible desenlace incitaron a una permanente y más activa actitud crítica y opositora de la sociedad civil, principalmente en las universidades públicas, así como a alimentar el desarrollo de guerrillas urbanas y rurales y dio cabida al periodo conocido como la Guerra Sucia. La Fiscalía Especial para los Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (FEMOSPP), incluye el movimiento del 68 en su informe de Febrero 2006 con respecto a dicho periodo.


Movimiento del 68Editar sección

1968-00013.gif

Estudiantes de la UNAM 1968

Cronología

El 22 de julio se registró una pelea entre estudiantes de la Vocacional 2 y de la preparatoria particular Isaac Ochoterena, en la Ciudadela. Al día siguiente, en represalia, los estudiantes de preparatoria apedrearon la Vocacional 2. En este enfrentamiento se ponía de manifiesto la antigua rivalidad que existe entre las vocacionales, pertenecientes al Instituto Politécnico Nacional (IPN), y las preparatorias incorporadas a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El 26 de julio una manifestación de estudiantes que conmemoraba la Revolución Cubana, se encontró con otra organizada por la Federación Nacional de Estudiantes Técnicos (FNET), que protestaban por la intervención policíaca durante la pelea entre alumnos de la Vocacional 2 y los estudiantes de preparatoria. La manifestación fue reprimida duramente por la policía.

El 27 de julio , los estudiantes tomaron las preparatorias 1, 2 y 3 de la UNAM, como una manifestación de protesta ante los enfrentamientos ocurridos entre granaderos y estudiantes.

El 29 de julio la policía y el ejército rodearon planteles escolares de la Preparatoria Nacional y del IPN, sobre todo en el centro de la ciudad. Con un disparo de bazooka fue destruída una puerta colonial de la Preparatoria 1 (San Ildefonso), muchos estudiantes resultaron heridos y hubo muchos detenidos. Varios planteles de la Escuela Nacional Preparatoria fueron tomados por las fuerzas públicas.

El 30 de julio , en la Ciudad Universitaria, el rector Barros Sierra izó la bandera nacional a media asta y las transmisiones de Radio UNAM concluyeron temprano, en señal de luto por los hechos de los días anteriores. La policía abandonó las instalaciones de la Preparatoria 5.

El 1 de agosto el rector encabezó una manifestación que, desde CU, recorrió la avenida Insurgentes hasta Félix Cuevas, dobló por ésta hacia avenida Coyoacán y regresó por la avenida de la Universidad al punto de partida, concluyendo con un mensaje del ingeniero Barros Sierra. El presidente Gustavo Díaz Ordaz, en un discurso pronunciado en Guadalajara, ofreció su "mano tendida" a quien quisiera estrecharla. Al día siguiente fue creado el Consejo Nacional de Huelga (CNH), formado por estudiantes y maestros de la UNAM, el IPN, las escuelas normales, El Colegio de México, Chapingo, la universidad Iberoamericana, el colegio La Salle, y algunas universidades estatales.

Para el 4 de agosto , el movimiento estudiantil ya había elaborado un pliego petitorio que invalidaba el de la Federación Nacional de Estudiantes Técnicos (FNET), y contenía los
Imagen5c.jpg

Estudiantes y ejército en el Zócalo, 1968

siguientes puntos:
  1. Libertad a los presos políticos
  2. Derogación de los artículos 145 y 145 bis del Código Penal Federal. (Instituían el delito de disolución social y sirvieron de instrumento jurídico para la agresión sufrida por los estudiantes)
  3. Desaparición del Cuerpo de Granaderos
  4. Destitución de los jefes policíacos
  5. Indemnización a los familiares de todos los muertos y heridos desde el inicio del conflicto
  6. Deslindamiento de responsabilidades de los funcionarios culpables de los hechos sangrientos.

El 13 de agosto , se realizó una gran manifestación -de alrededor de 150,000 participantes- al Zócalo, que partió del Museo Nacional de Antropología. Se sumaron al movimiento estudiantes del Conservatorio Nacional y de la Normal Superior. El CNH declaró que la FNET no representaba al estudiantado.

El 22 de agosto el gobierno declaró que tenía la mejor voluntad de dialogar con representantes estudiantiles. Profesores y estudiantes respondieron afirmativamente, siempre y cuando el diálogo se realizara en presencia de la prensa, la radio y la televisión.


El 27 de agosto salió una manifestación de alrededor de 300,000 participantes, desde el Museo de Antropología hasta el Zócalo, donde los estudiantes permanecieron en la plaza e
Tlatelolco.png

Matanza del 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco

izaron una bandera rojinegra a media asta. En la madrugada, quienes permanecieron allí fueron desalojados por el ejército. Al día siguiente hubo un acto de desagravio a la bandera nacional, al que asistieron trabajadores al servicio del Estado. Nuevo enfrentamiento con fuerzas públicas; comandos del ejército se apostaron en las cercanías de la Ciudad Universitaria y de Zacatenco.

El 1 de septiembre , el presidente rindió su cuarto informe de gobierno.


El día 7 de septiembre se celebró un mitin en Tlatelolco.

9 de septiembre Javier Barros Sierra, rector de la UNAM, declaró: "nuestras demandas institucionales han quedado satisfechas".

El 13 de septiembre tiene lugar la "marcha del silencio", una manifestación de mas de 250,000 personas, en donde todos iban en silencio para evitar que la policía pusiera como pretexto la provocación por parte de los estudiantes.

El 18 de septiembre el ejército ocupó la Ciudad Universitaria; hubo detenidos. Cabe señalar que las actividades de investigación y administrativas no habían entrado a la huelga, así como algunas de difusión cultural. Sólo la actividad docente permanecía interrumpida.

El 19 de septiembre , el rector protestó por la ocupación militar y encabezó una manifestación, la primera en la que la rectoría de la UNAM apoyó explícitamente al movimiento, la ocupación duró 12 días. La Cámara de Diputados, en voz de su líder Luis Farías, atacó al rector Barros Sierra, quien presentó su renuncia, sin que le fuera aceptada. La Junta de Gobierno le pidió expresamente que permaneciera al frente de la Universidad Nacional Autónoma de México.

El 23 de septiembre se enfrentan las fuerzas del gobierno y los estudiantes en el Casco de Santo Tomas, campus principal del IPN.


El día 27 de septiembre se realiza un mitin en la Plaza de las Tres Culturas, ahí se invita a otro mitin que se llevará a cabo el 2 de octubre, en ese mismo lugar a las cinco de la tarde.

El 1 de octubre se reanudaron las labores de investigación, administración y, parcialmente, las de difusión cultural en la UNAM. El CNH decidió mantener la huelga escolar.


El 2 de octubre de 1968


781px-14 primera conferència de premsa després de la masacre del 2 d'octubre, 5 d'octubre de 1968.jpg

Primera conferencia de prensa convocada por el Consejo Nacional de Huelga de la UNAM

La tarde del 2 de octubre de 1968, un día después de la salida del ejército de los campus de la UNAM y del IPN, miles de personas se reunieron en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco.

Mientras tanto, el ejército vigilaba, como en todas las manifestaciones anteriores, que no hubiera disturbios, principalmente porque el gobierno tenía temor de que fuera asaltada la Torre de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Por su parte, miembros del Batallón Olimpia (cuyos integrantes iban vestidos de civiles con un pañuelo o guante blanco en la mano izquierda) se infiltraban en la manifestación hasta llegar al edificio "Chihuahua" donde se encontraban los oradores del movimiento y varios periodistas.

Cerca de las seis de la tarde, casi finalizado el evento, un helicóptero sobrevoló la plaza del cual se dispararon bengalas, presumiblemente, como señal para que los francotiradores del Batallón Olimpia apostados en el edificio "Chihuahua" abrieran fuego en contra de los manifestantes y militares que resguardaban el lugar, para hacerles creer a estos últimos, que los estudiantes eran los agresores. Los militares en su intento de defenderse, repelieron "la agresión de los estudiantes", pero ante la confusión, los disparos no fueron dirigidos
3514504.jpg

Memorial de Tlatelolco

contra sus agresores, sino hacia la multitud de manifestantes que se encontraban en la plaza de Tlatelolco.

Muchos manifestantes que lograron escapar del tiroteo se escondieron en algunos departamentos de los edificios aledaños, pero esto no detuvo al ejército, que sin orden judicial, irrumpieron a cada uno de los departamentos de todos los edificios de lo que conforma la Unidad Tlatelolco, para capturar a los manifestantes.

Aún se desconoce la cifra exacta de los muertos y heridos. El gobierno mexicano manifestó en 1968 que fueron sólo 20 muertos, tres años más tarde, la escritora Elena Poniatowska, en su libro La Noche de Tlatelolco publicó la entrevista de una madre que buscó entre los cadáveres a su hijo y reveló que por lo menos había contado 65 cadáveres en un solo lugar.


Los Juegos Olímpicos


El día 9 de octubre el CNH acepta la tregua Olímpica, ninguna manifestación del 12 al 28 de Octubre.

El sábado 12 de octubre de 1968, el presidente, Díaz Ordaz, inauguró los XIX Juegos Olímpicos, bautizados como "La Olimpiada de la Paz", en ese momento un grupo de manifestantes lanzó sobre el palco presidencial, un papalote de color negro en forma de paloma, en repudio por la matanza del 2 de octubre.

El día 4 de diciembre los estudiantes regresaron a clases.


Crónicas del 68Editar sección

Se luchó a balazos en ciudad Tlatelolco

Hay un número aún no precisado de muertos y ventenas de heridos

(Publicado el 3 de octubre de 1968, en el periódico Excélsior)

68-4.jpg

Tanque del ejercito mexicano en Tlatelolco


Un mitin convocado por el Consejo Nacional de Huelga en la Plaza de las Tres Culturas fue dispersado ayer por el ejército y la policía, lo que originó un encuentro a tiros que se prolongó más de una hora.
Docenas de personas resultaron heridas. Hay un número aún no determinado de muertos.

Los hospitales de la Cruz Roja y de la Cruz Verde quedaron bajo control policiaco desde las 21 horas. La orden fue dada por el general Raúl Mendoza Cerecero, subjefe de la policía.

Entre los heridos está el general José Hernández Toledo, director de la ocupación de Ciudad Universitaria. Su estado, se dijo en el Hospital Central Militar, es grave. Recibió un balazo en el pecho.

Grupos de huelguistas, desde el tercer piso del edificio "Chihuahua", de la Unidad Tlatelolco, dispararon contra soldados y policías.A las 21 horas varios edificios habían sido totalmente ocupados por la tropa y se realizaban cateos en otros.

Antes de la orden policiaca, la Cruz Roja había informado haber atendido a cincuenta heridos de bala, entre ellos cuatro militares y quince niños. Varios de ellos están graves.

El mitin se inició a las 17:30 y empezó a ser dispersado a las 18:10. Una luz de bengala, lanzada desde la torre del templo de Santiago, originó todo. No se sabe cómo.
Quizá era una señal: tal vez, causó una confusión.

A partir de ese momento, los disparos surgían por todos lados: lo mismo de lo alto de un edificio de la Unidad Tlatelolco, que de la calle donde las fuerzas militares, en tanques ligeros y vehículos blindados, lanzaban ráfagas de ametralladora casi ininterrumpidamente.

Mientras ocurría el tiroteo, todos los integrantes del Consejo Nacional de Huelga fueron detenidos, entre los varios centenares que fueron llevados al Campo Militar Número Uno.

Una fosa, donde existen huellas del pasado precortesiano, en la Plaza de las Tres Culturas, frente al cuatro veces centenario templo de Santiago Tlatelolco, fue utilizada como "celda" provisional.

Algunos de los miembros del Consejo Nacional de Huelga fueron desnudados.
Frente al ex convento de Santiago Tlatelolco, cinco cadáveres fueron vistos por los reporteros de Excélsior, tres mujeres y dos hombres.

Todo lo que es Unidad Tlatelolco fue cercada por soldados y policías. Los generales Crisóforo Masón Pineda y José Hernández Toledo dirigían la maniobra, seguidos del general Mendiola Cerecero, subjefe de la policía metropolitana. Hernández Toledo cayó herido al empezar el fuego de los francotiradores.

Mucha gente quería salir de los edificios, otros querían entrar. La confusión era general. Muchos se tiraban al pavimento, se retorcían, habían sido alcanzados por las balas. Había mujeres histéricas, hombres que gritaban, niños que lloraban. El tiroteo continuaba.


"Como se desarrolló el mitin"
OLIMPIA DETENIDOS.jpg

Detenidos en Tlatelolco 1968

El mitin, convocado por el Consejo Nacional de Huelga se inició a las 17:30. Desde una hora antes, centenares de manifestantes estudiantes, hombres y mujeres, señoras con niños, habían comenzado a congregarse.

Entre los asistentes cundió el rumor de que había decenas de agentes policiacos, vestidos de civiles, entre ellos.
En los edificios cercanos, los inquilinos abrieron sus ventanas para observar lo que acontecía.

El primer orador afirmó que el movimiento estudiantil continuaría "a pesar de todo". Dijo que ya había logrado algo importante: despertar conciencia cívica "politizar" a la familia mexicana. Lanzó ataques a las autoridades.

Subió otro orador, que dijo ser de la Facultad de Comercio y Administración. Cuando iniciaba su discurso se anunció que en ese momento arribaban representantes de sectores amigos. Estos fueron ovacionados.

Dos helicópteros sobrevolaban la Plaza de las Tres Culturas.
En tanto el orador seguía lanzando ataques a las autoridades, decenas de activistas repartían propaganda, y vendían ejemplares del órgano del movimiento estudiantil, llamado "El Victorioso", a cincuenta centavos.

Cuando tomó el micrófono una muchacha, la multitud se calculaba en unas cinco mil personas.
Después de ella habló otro joven. Cuando terminaba, habían transcurrido escasos cuarenta y cinco minutos.


A treinta añosEditar sección

1968 dejó una huella profunda entre los integrantes de los movimientos sociales, así como en toda la gente que siempre se ha preocupado, o ha luchado en diferentes ámbitos por la democracia en el país.

Después de 30 años, los escritores y periodistas Carlos Monsiváis y Julio Scherer, publicaron un libro llamado Parte de guerra (1998); en donde se dan a conocer nuevos datos. La siguiente crónica forma parte de él: "Días después de la masacre, Lázaro Cárdenas se entrevistó con el General Marcelino García Barragán, para pedirle que gestionara con el presidente Díaz Ordaz la liberación de los presos políticos. Conocedor de los principios de autoridad militar, el secretario de la Defensa reviró:


"Usted fue secretario de la Defensa y presidente de la República. Como presidente no toleraría una petición semejante a la que me pide que haga al presidente Díaz Ordaz, y como secretario de la Defensa tampoco se atrevería hacerle al presidente la petición que me aconseja."


El general Cárdenas trató de convencer a su camarada de armas. Argumentó sobre la conveniencia de la medida para la estabilidad del país. El general García Barragán le preguntó por qué no hablaba él personalmente con Díaz Ordaz. El ex presidente respondió:

"Yo ya hablé con él, y me contestó que no los podía echar fuera porque tú te podías enojar..."


La discusión entre ambos generales continuó, hasta que García Barragán sentenció:

"... lo que usted me pide no lo hago, ni como soldado ni como hombre..."


El secretario de la Defensa Nacional le contó entonces al ex presidente lo sucedido el 2 de octubre de 1968.


"Eran las 7 de la mañana, estaba en mi despacho, donde tenía varios días durmiendo en la secretaría con mi Estado Mayor, mi secretario particular y ayudantes planeando la forma de terminar con el movimiento; en esos momentos llegó el capitán Barrios (actual subsecretario de Gobernación), del que esperábamos sus informes para completar mi plan.

Reunidos en mi despacho, escuché los informes y pregunté al capitán Barrios: '¿Podremos encontrar en el edificio Chihuahua algunos departamentos vacíos donde meter una compañía?'

Barrios me contestó: 'Déjeme ver'. Tomó el teléfono y habló con el general Oropeza, me pasó el audífono y le dije a Oropeza que me consiguiera para antes de las dos de la tarde los departamentos que pudiera para meter una compañía; en media hora tenía conseguidos tres departamentos vacíos a mi disposición, uno en el tercer piso y dos en el cuarto piso. "

"Serían las 11 de la mañana del 2 de octubre cuando recibí ese informe que necesitaba para completar mi plan, que nada más yo sabía, pues el Estado Mayor me indicó que no encontraban la forma de aprehender a los cabecillas sin echar balazos.

Ordené al general Castillo que con el general Gómez Tagle y el capitán Careaga se fueran inmediatamente a reconocer los departamentos vacíos del edificio Chihuahua y estuvieran de regreso con las llaves a las 12:30; así lo hicieron. Ordené poner centinelas con la Policía Militar, para que no dejaran subir a nadie ni entrar sin mi permiso personal, para evitar alguna infiltración e indiscreción; se cumplió, se cumplió al pie de la letra.

En mi despacho mandé traer sandwiches y refrescos, desayunamos y comimos; mi plan consistía en aprehender a los cabecillas del movimiento, sin muertos ni heridos; éstos tenían cita a las cuatro de la tarde en el tercer piso del edificio Chihuahua para celebrar el mitin el 2 de octubre en la Plaza de Tlatelolco."

El secretario de la Defensa siguió narrando con detalle lo sucedido y el general Cárdenas tomó notas con atención. Entre los actores a los que hizo referencia estaba una figura clave de la política mexicana a partir de aquel entonces: el capitán Fernando Gutiérrez Barrios. Al concluir, García Barragán le preguntó:

"¿Todavía cree usted en que son presos políticos los que prepararon esa trampa al pueblo y al ejército para que hubiera muertitos y tener esa bandera para seguir su agitación?"

El viejo revolucionario michoacano respondió: "Voy a hablar nuevamente con el señor presidente; gracias por el desayuno." Se despidió del secretario de la Defensa y tomó su coche.


Nuevo video del "canal 6 de julio" *aporta evidencias del operativo militar México 68, una masacre concertada

Elena Gallegos. Publicado en La Jornada, 29 de septiembre de 2000.

"Era la tarde del 2 de octubre de 1968. En la Plaza de las Tres Culturas, donde miles se reunían, comenzaron los disparos, los gritos, la confusión. Tras una de las almenas del templo de Santiago un hombre, presumiblemente con un guante blanco en una mano, accionó un arma. El objetivo: el general José Hernández Toledo, quien en esos momentos irrumpía en la Plaza al mando del Primer Batallón de Fusileros Paracaidistas.

En el discurso oficial, la agresión al general fue ofrecida como muestra evidente de que "agitadores profesionales" atacaron al Ejército en los sucesos de aquel día. Hoy se sabe que el templo cerró sus puertas antes de los incidentes y se usó como base de operación de uno de los comandos militares. Precisamente al que pertenecían los francotiradores apostados en la azotea.

Poco a poco el rompecabezas se ha ido armando y gracias a las últimas imágenes encontradas y a una investigación que llevó dos años, existe evidencia suficiente para apuntar, como se hace en el documental Operación Galeana, que oficiales vestidos de civil dispararon lo mismo contra la multitud que acudió al mitin que contra la tropa en un operativo montado por los generales Luis Gutiérrez Oropeza y Mario Ballesteros Prieto.

Los entonces jefes del Estado Mayor Presidencial y del Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional actuaron en Tlatelolco para provocar el fuego cruzado en la Plaza.
Pero no es todo... algunos cuerpos de elite del Ejército buscaron infiltrar y radicalizar el movimiento estudiantil, quizás para justificar su represión, y ello puede documentarse a partir del 28 de agosto del 68, fecha en que se efectuó la gigantesca marcha que culminó con la entrada al Zócalo de miles y miles de estudiantes, convocados por el Consejo Nacional de Huelga.


  • productora independiente de video e imágenes sobre movimientos sociales en México.


"El hilo de la madeja"


En un programa especial para recordar el 2 de octubre, Televisa emitió imágenes inéditas de aquel suceso sin darles lectura alguna. Carlos Mendoza, director del "Canal 6 de Julio" y profesor del CUEC, conocía prácticamente todo el material fílmico que se había difundido. Por eso los nuevos trozos de película llamaron su atención.

Él y su equipo revisaron esas tomas cuadro por cuadro, instante por instante. "Le encontramos el hilo a la madeja", comenta Mendoza.
A esas imágenes inéditas pudo sumar muchas más, incluso algunas aportadas por una vecina del conjunto habitacional, reunió documentos de inteligencia, fichas hemerográficas, informes de fuentes militares, así como el legado del general Marcelino García Barragán, publicado en el libro Parte de guerra.

Con base en ese material, la investigación de Mendoza aporta pruebas para sostener que se dieron "órdenes cruzadas" a los distintos cuerpos de las fuerzas armadas que actuaron esa tarde y que el Batallón Olimpia, integrado por militares vestidos de civil con un pañuelo o guante blanco en una mano como contraseña, no sólo tuvo la encomienda, como muchos años después lo reconoció el Ejército, de aprehender a los dirigentes estudiantiles. No. Su participación fue mucho más allá...


Enlaces externosEditar sección

Movimiento estudiantil de 1968, parte 1

Movimiento estudiantil de 1968, parte 2

Movimiento estudiantil de 1968, parte 3

Movimiento estudiantil de 1968 en México

Temas políticosEditar sección

Revolución cubana

Noche de los Lápices


Otras fuentesEditar sección

Libros

En México

*Barros Sierra, Javier, 1968: conversaciones con Gastón García Cantú, México, Siglo XXI Editores, 1972.

  • Bellinghausen, Hermann, Pensar el 68, México, Cal y Arena, 1988
  • Campos Lemus, Sócrates A., El otoño de la revolución: octubre, México, Costa-Amic, 1973
  • Castillo, Heberto, Breve análisis sobre el movimiento estudiantil (folleto), México, 1969.
  • Cazés, Daniel, Crónica 1968, México, Plaza y Valdés, 1993.

*Memorial del 68. Relato de muchas voces, México, La Jornada Ediciones, 1993.

  • García Cantú, Gastón, Universidad y antiuniversidad, México, Joaquín Mortiz Editores, 1973.
  • González de Alba, Luis, Los días y los años, México, Era, 1971.
  • Guevara Niebla, Gilberto, Libertad bajo protesta, historia de un proceso, México, Federación Editorial Mexicana, 1973.

*La democracia en la calle: Crónica del movimiento estudiantil mexicano, México, Siglo XXI Editores, 1988.*Jardón Arzate, Edmundo, De la Ciudadela a Tlatelolco, México, Fondo de Cultura Económica, 1969

  • Martínez della Rocca, Salvador, Estado y universidad en México, 1920-1968. Historia de los movimientos estudiantiles en la UNAM, México, Jordi Boldo i Climent, 1986.
  • Monsiváis, Carlos, La manifestación del silencio, México, Ed. Tase M., 1968.
  • Poniatowska, Elena, La noche de Tlatelolco, México, Era, 1969.

.*Revueltas, José, México 68: juventud y revolución, México, Era, 1978.

  • Scherer, Julio y Carlos Monsiváis, Parte de guerra : Tlatelolco 1968 : documentos del general Marcelino Garcia Barragan: los hechos y la historia, México, Aguilar, 1999.
  • Taibo II, Paco Ignacio, 68, México, Joaquín Mortiz Editores, 1993.
  • Valle, Eduardo, Escritos sobre el movimiento estudiantil del 68, México, Universidad Autónoma de Sinaloa, 1984.
  • Zermeño, Sergio, México: una democracia utópica. El movimiento estudiantil del 68, México, Siglo XXI Editores, 1978.


En el extranjero

  • Albornoz, Orlando, El significado del movimiento estudiantil, Chile, Corporación de Promoción Universitaria, 1971.
  • Araujo, Ana María y Horacio Tejera, La imaginación al poder: 1968-1988, Uruguay, Fundación de Cultura Universitaria, 1988.
  • Bermann, Gregorio, La imaginación al poder, Argentina, Insurrexit, 1969.
  • Pellegrini, Mario, La imaginación al poder, España, Argonauta, 1982.
  • Solari, Aldo, Estudiantes y política en América Latina, Venezuela, Monte Ávila, 1969.


Cine

  • El grito, dirigida por Leobardo López Aretche, México, 1968.
  • Mural efímero, realizada por Raul Kamffer, México 1968-1973.
  • 1968 en memoria de José Revueltas, realizada por Oscar Menendez, México, 1968.
  • Amnistía, realizada por Carlos Mendoza, México, 1978.
  • El infierno de todos tan temido, realizada por Sergio Olhovich, México, 1979.
  • 2 de octubre, Aquí en México, realizada por Oscar Menendez, México, 1968-1970.
  • UNAM: La fuerza de la razón, realizada por Carlos Mendoza, México, 1987.

Rojo Amanecer, dirigida por Jorge Fons, México, 1989.

Información adicionalEditar sección

Colegio de Bachilleres Plantel 3

"Iztacalco"

Materia: Tecnologías de la Información y Comunicación II

Profa.: Sonia Ivette Pérez

Alumno: García Bagües Brian Omar

México, DF. Julio 2010


Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio